20 de diciembre de 2009

LA NARANJA MECÁNICA




"-¿Qué mosca os ha picado? Hemos estudiado el problema, llevamos estudiándolo casi un jodido siglo pero no lo sacamos adelante. Aquí tienes un buen hogar, tus padres te quieren, no eres demasiado estúpido. ¿Qué ocurre? ¿Se te ha metido el demonio dentro?

Paré el dvd porque mi madre me estaba gritando desde el pasillo que Ulises había llamado al timbre. Me puse una camiseta, cogí algo de dinero, el tabaco, los porros y bajé a la calle.

Esa noche hacía mucho calor. Era viernes o sábado. No teníamos plan y la ciudad en verano está desierta y es bastante aburrida. Ulises me dijo que su novia celebraba el cumpleaños en un bajo que había alquilado y fuimos para allá después de recoger a Pedro.

Unos canutos, unos cubatas...

Ulises está algo loco. Se le veía nervioso. Su novia no le hacía caso porque estaba tonteando con todos los tíos que había en la fiesta.

La noche corría.

Pedro estaba a mi lado. Se había hecho un corte en la mano, no sé cómo. Él tampoco lo sabía. Dibujaba pollas en las paredes con la sangre. No recuerdo bien qué hacía la gente que no conocía. Yo seguía fumando y bebiendo. Como todos. En algún momento miré a Ulises, que estaba a punto de explotar. Un tío se le acercó y le dijo "Qué buena está tu...". Ulises le interrumpió con puñetazo en la boca.

Entonces se armó. Tengo lagunas. Recuerdo que yo intentaba contener a los amigos del chaval al que Ulises golpeó. Y que Ulises le gritaba a su novia. Su novia le pegaba con una fregona. Pedro seguía dibujando en la pared.

Después, todo negro.

Y estábamos en casa de Ulises. Sus padres estaban de vacaciones y su hermana estaba trabajando. Comíamos jamón con mahonesa.

Al día siguiente Ulises intentó suicidarse. Alguien me comentó algo de brotes psicóticos. Se está medicando. Yo desperté aún colocado, desnudo, en el baño de mi casa, con un ojo morado. Pedro dormía en mi cama. Me había manchado las sábanas de sangre. Puse el dvd.

-¿Qué mosca os ha picado?"

Extracto de Historias del Kronen, de José Angel Mañas. O quizás no.

5 comentarios:

Pankdemia dijo...

Este libro no es santo de mi devoción, debe ser de las pocas veces que no coincidimos.
A ver si hablamos, señor :)

Surrealisto dijo...

O quizás no?! realmente existe un libro comercial con tal texto!?

El DADAscípulo de Eróstrato dijo...

¡Esperemos que no, señor Surreal!

Fènix dijo...

Me encantó esta historia en el taller -soy Alberto- y por mí no cambies de estilo, se sale.
Acabo de descubrir que tienes blog, así que, te leo, ok?

El DADAscípulo de Eróstrato dijo...

Gracias Alberto, pero creo que voy a intentar cambiar un poco para lo que haga en el taller.
Pa mi hare lo que me salga de los huevos.

;)