25 de diciembre de 2009

FUGA DE LA MUERTE



Anselm Kiefer














Leche negra del alba la bebemos en la tarde

la bebemos al mediodía y en las mañanas la bebemos en la noche

bebemos y bebemos

cavamos una tumba en los aires donde no es estrecho

un hombre vive en la casa y juega con las serpientes que escribe

que escribe a Alemania cuando oscurece tus dorados cabellos Margarita

lo escribe y sale frente a la casa y refulgen las

estrellas y con un silbido llama a sus perros de presa

y silba a sus judíos les hace cavar una tumba en la tierra

nos manda tocad para el baile

Leche negra del alba te bebemos de noche

te bebemos en la mañana y al mediodía te bebemos en la tarde

bebemos y bebemos

Un hombre vive en la casa y juega con las serpientes que escribe

escribe a Alemania cuando oscurece tus dorados cabellos Margarita

tus cabellos cenicientos Sulamita cavamos una tumba en los aires

donde no es estrecho

Vocifera cavad más profundo en la tierra y vosotros cantad y tocad

coge su arma del cinto y la enarbola sus ojos son azules

hundid más profundo las palas y vosotros seguid tocando para el baile

Leche negra del alba te bebemos en la noche

te bebemos al mediodía y en las mañanas te bebemos en la tarde

bebemos y bebemos

un hombre vive en la casa tus cabellos dorados Margarita

tus cabellos cenicientos Sulamita él juega con las serpientes

Vocifera tocad más dulcemente a la muerte la muerte es un maestro

venido de Alemania

vocifera haced sonar más lúgubres los violines y luego subid como

humo en el aire

y tendréis una tumba en las nubes donde no es estrecho

Leche negra del alba te bebemos de noche

te bebemos al mediodía la muerte es un maestro venido de Alemania

te bebemos en la tarde y en las mañanas bebemos y bebemos

la muerte es un maestro venido de Alemania su ojo es azul

te acierta con bala de plomo te acierta con precisión

un hombre vive en la casa tus cabellos dorados Margarita

nos lanza sus perros de presa nos da una tumba en el aire

juega con las serpientes y sueña la muerte es un maestro venido de

Alemania

tus cabellos dorados Margarita

tus cabellos cenicientos Sulamita


Paul Celan

1 comentario:

Fènix dijo...

Es genial! No sabía nada de este hombre