2 de mayo de 2009

LA SIESTA

"A veces estoy tan cansado que no tengo más remedio que dormir la siesta.

(...)

No puedo dormir la siesta. Todo se vuelve negro. Caigo al vacío. Duermo para siempre.
No puedo dormir la siesta. Siento la muerte.

A veces, cuando duermo la siesta, me despiertan los gritos y las risas de mis hijos jugando en el jardín, tras la ventana de mi cuarto. Otras veces me despierta el abrazo de mi mujer, que duerme desnuda en mi cama.
Pocas veces en la vida me siento más aliviado y feliz como cuando esos niños o esa mujer me despiertan y me rescatan de esa nada infernal."

Extracto de LA NOCHE ETERNA, de Marv

7 comentarios:

Ninfa Poética dijo...

No sé muy bien por qué pero me gusta este texto.
Crea sensaciones opuestas en muy pocas palabras...

Surrealisto dijo...

Y quién no ha querido dormir y no ser despertado

El DADAscípulo de Eróstrato dijo...

Geacias Ninfa ;)

¡Pues yo, Surrealisto!

anarko dijo...

si hoy pudiera dormir y no despertar lo firmaba , pero aveces pienso que eso es ponerselo facil a los jodios capitalistas a los que molestamos , mi unica razon de vivir es sntir que hay gente como yo . muy bueno el texto

Surrealisto dijo...

to sleep, to die; to die to sleep; perhaps a dream!

Still Standing dijo...

yo..es que siempre he odiado la siesta y los paraguas... ya lo sabes tu... son traumas infantiles!

Muerte a la siesta!
la siesta es contrarevolucionaria!

K dijo...

Nunca habia leido ese texto, pero, me asombra, porque a mi tampoco me gusta dormir la siesta, es más, nunca lo hice. Es verdad, es como la muerte..pero que solo te moris vos y los otros no..


¿que cambia? Nada!
pero, los seres humanos somos pocos y nos conocemos.....