14 de enero de 2010

" La página en blanco.

La mente rebosa.

La letra pequeña.


La calada caliente golpea el esófago. El nudo aprieta y me siento por dentro. A la altura del pecho. Últimamente, decadencia. Impertérrito el tiempo que se lleva el año. El bucle visita. El precipitado verbal se arroja imparable por una psique al borde del abismo. Irremediable. Un paso en falso, grito silencioso y hacia dentro. Asfixia. Cien mil sinapsis neuronales más y la palomilla se abrasa en el aire ámbar. Veinticuatro fotogramas por segundo más y ya estás dentro: corta a negro."











2 comentarios:

Max dijo...

¡Oh!
Oh...

Gracias. De veras. Esto me llena. :)

El DADAscípulo de Eróstrato dijo...

gracias a tí,
muchacha