7 de agosto de 2009

LA ENFERMEDAD


“Hacía tiempo que La Enfermedad no me atacaba.
(…)
Cuando llega es muy duro. Se agarra a mis músculos y aprieta hasta que el dolor no me deja moverme. Me quedo paralizado. Impotente.
Me asfixia.
(…)
La Enfermedad, como viene, se va.

Me asalta de vez en cuando para recordarme que sólo soy un hombre. Más frágil que el cristal. Más efímero que el día.”
-
Extracto de Derelictio, de Marv

2 comentarios:

El Hombre en hacia dijo...

A veces pensamos que sólo somos hombre de psique, pero en realidad somos hombres psico-somáticos, y la enferemdad es la que nos hace recordad nuestra infotunía meterialidad; "hombres de carne y hueso", psiqué de cuerpo; cuerpo de spiqué. Tan frágiles como "el cristal", y una enfermdad te hace recorda que tienes un cuerpo caminando a la decadencia; "ser-para-la muerte".

Agradable, gracias.

K dijo...

la enfermedad es como un baldazo de agua fria!