7 de junio de 2009

LA INVASIÓN DE ZOMBIS


"Llevaba unos tres meses encerrado en casa. No me encontraba bien. (...) Las pesadillas, las alucinaciones...
(...)
Lo sabía. Tenía una corazonada. Sabía que estaba pasando algo raro. Los zombis nos han invadido. Esta mañana el metro estaba lleno hasta los topes de zombis. La oficina del INEM estaba llena de zombis hasta los topes. El supermercado estaba lleno de zombis. El hospital estaba muy lleno de zombis.
(...)
No son los típicos zombis de las películas. Creo que no van buscando carne humana. Parece que se limitan a hacer sus tareas diarias, como si estuvieran vivos. Un mecanismo del cerebro les debe de impulsar a hacer lo que hacían cuando estaban vivos. (...) Tampoco tienen mal aspecto. No tienen la ropa rota ni están podridos. Algo les mantiene el mismo aspecto que tenían cuando estaban vivos.
(...)
Creo que soy el último humano vivo. Todos son zombis. (...) Me han tomado por uno de ellos. Me he limitado a ir a mi aire. He procurado no mirar a ninguno a los ojos. No he hablado con ninguno.

(...)
Mañana pienso salir cargado de munición con mi revólver y mi escopeta a reventar a todos los que pueda. Hasta que acaben conmigo."

Extracto de DIARIO DE EL ÚLTIMO HOMBRE, de Marv

1 comentario:

Surrealisto dijo...

Estos zombies lo unico que quieren chuparte es la *****