29 de mayo de 2009

RECUERDOS ESCATOLÓGICOS

"Recuerdo estar orgullosísimo de mi caca.
(...)
Uno de mis primeros recuerdos de niñez es el estar durante varios minutos mirando con orgullo mi propia caca en el fondo del wáter.
Me encantaba cagar. Y no sólo por el placer físico. Era un acto sublime. Me maravillaba que mi cuerpo pudiera formar y expulsar algo así. Era el acto de creación más puro.
(...)
Una de las veces en que miraba maravillado mi excremento, mi madre me vio. Debió de pensar que en cualquier momento metería el dedo en la mierda, o algo así. Supongo que se asustaría. Con un empujón, me apartó de la taza del wáter.
-¡Caca! ¡Caca! ¡No! ¡Eso es caca!- estiró de la cadena. El wáter se tragó mi excremento.
¿Cómo podía ser el fruto de mi vientre algo perjudicial? ¿Cómo podía ser mi "hijo" un deshecho?(...)
Fue un golpe duro. Uno de los primeros golpes que me hicieron crecer."

Extracto de Recuerdo, de Marv

4 comentarios:

Surrealisto dijo...

Me ha llegado al corazón

CONTACTO dijo...

www.encontrearte.blogspot.com

Pankdemia dijo...

xDDD ¿Alguna parafilia extraña que deba conocer relacionada con los excrementos?, aparece ultimamente mucho este tema en tu blog :P

cuídeseme

El DADAscípulo de Eróstrato dijo...

Pankdemia, no lo sé. Le preguntaré a mi psicoanolista.