6 de abril de 2009

DADÁ


El origen la palabra DADÁ es confuso. Podía ser el nombre de la cantante del Café Voltaire (centro de sus reuniones), el sonido producido por los bebés o el resultado de abrir un diccionario al azar.


El Dadaísmo quiso ser una revolución ideológica, no artística. La unión entre arte y vida. Surge con la intención de destruir todos los códigos y sistemas establecidos en el mundo del arte. Es una negación de la razón, una exaltación de lo espontáneo. Es un movimiento antiartístico, antiliterario y antipoético: cuestiona la existencia del arte, la literatura y la poesía. Se presenta como una ideología total, como una forma de vivir y como un rechazo absoluto de toda tradición o esquema anterior. Se rebela contra la sociedad y contra el arte. Está en contra de la belleza eterna, contra la eternidad de los principios, contra las leyes de la lógica, contra la inmovilidad del pensamiento y contra lo universal. Los dadaístas promueven un cambio, la libertad del individuo, la espontaneidad, lo inmediato, lo aleatorio, la contradicción, defienden el caos frente al orden y la imperfección frente a la perfección. Proclaman el anti-arte de protesta, del shock, del escándalo, de la provocación, con la ayuda de medios de expresión irónico-satíricos. Se basan en lo absurdo y en lo carente de valor e introducen el caos en sus escenas, rompiendo las formas artísticas tradicionales. Se sirvieron también del montaje de fragmentos y de objetos de desecho cotidiano.


Dadá elige el escándalo como provocación. Ejemplo de esto eran también sus acciones más absurdas (que más tarde servirían de inspiración a performances y a la Internacional Situacionista), como la que protagonizó en 1917 Arthur Cravan: Con motivo de una enxposición en la Great Centrall Galery, Picabia organizó una conferencia en la que anunció que estaría el sobrino de Oscar Wilde. A la hora establecida apareció Arthur Cravan borracho. Vació en la mesa una maleta de ropa sucia y luego se desnudó. En su búsqueda rupturista, exploraron muchos caminos en diferentes medios. No hay coherencia entre las obras de sus diferentes miembros. Collage, fotomontaje, pintura, escultura, poesía, literatura… Abrieron nuevas puertas en muchos ámbitos.

4 comentarios:

Surrealisto dijo...

andanda, aquí hay un café llamado igual, voltaire, va gente bohemia y fumetas de la vida

Surrealisto dijo...

Entre el dadaísmo y el surrealismo fluye un algo, que los hace tan iguales y tan distintos que es imposible distinguirlos, llegando incluso a ser ya sinónimos

Pankdemia dijo...

No estoy muy deacuerdo con surrealisto, de todas formas son dos movimientos brillantes y necesarios, cada uno a su manera.

salud!

Surrealisto dijo...

Imagínate una mierda, sobre la nada blanca, y encima una margarita amarilla que brota y crece hasta llegar a su punto máximo.

¿Surrealismo o Dadaísmo?