26 de marzo de 2009

CIUDAD


"En primer lugar, para poder saborear esa belleza casual de los suburbios o las ruinas con sus árboles, sus hierbas y la naturaleza, hay que llegar a esos barrios, a esos lugares pobres repletos de ruinas, como un “extraño”. A los que viven allí, un muro hundido, un monasterio de derviches descuidado y desierto a causa de la prohibición, una fuente cuyo grifo está seco, una fábrica octogenaria que ya no produce, las casas vacías de los rumíes, armenios y judíos que huyeron de ellas por culpa de las presiones nacionalistas, otras a medio caerse, algunas ligeramente encorvadas en distintos ángulos como si desafiaran la perspectiva (o como tanto les gusta dibujar a los caricaturistas, inclinadas hasta apoyarse unas en otras), o los edificios con tejados, balcones y quicios de las ventanas torcidos no les despiertan sensaciones de lozanía y belleza, sino de pobreza, falta de medios, desesperación y descuido. Quienes disfrutan de la “belleza” casual que presentan esas escenas de pobreza de los suburbios con sus descuidados rincones históricos o saborean el pintoresquismo de las ruinas, son los que vienen de fuera."

ESTAMBUL. Ciudad y recuerdos, de Orhan Pamur

1 comentario:

Still Standing dijo...

brutal esta entrada!
sabes escoger buenas escenas!!
wiki! echo de menos tus wikipedias