13 de octubre de 2008

SOLDADOS INVASORES


“Amordazado y con decenas de heridas contemplo los horrores de la guerra. Ahora se manifiestan como brutales agresiones sexuales hacia mi madre y mi prima. Nunca me ha caído bien mi prima. Hasta hoy.

Las lenguas de soldados desertores lamen las amargas lágrimas de esas dos mujeres. No pueden escapar. No puedo ayudarlas.

Cuando parece que nada puede salvarnos entran en escena mi abuelo y mi hermano pequeño. La entrada triunfal de los dos héroes parece sacada de una de esas películas que nos venden los compatriotas de estos soldados invasores.
Mi hermano dispara. Mi abuelo apuñala. Sangre militar.

Son ahora los pocos desertores que quedan con vida los que, con decenas de heridas, están amordazados, contemplándonos.

Me gusta la expresión de sus caras cuando mi madre les unta aceite en el recto y mi abuelo y yo nos bajamos los pantalones.”

Marbh

1 comentario:

Surrealisto dijo...

Dios bendiga america